Esta es una selección de todos aquellos poemas que me han estremecido el corazón..

Un reencuentro con la mayor expresión artística del alma.. La Poesía..

4 de octubre de 2015

Desasosiego


Tus pensamientos son un tarde
de domingo entre calles solitarias
y mi ánimo, un muchacho suicida
que vuelve a casa por esas calles.

Dentro de tus ojos hay no sé
qué perla que el mar entero llora

hundiendo los navíos de mis
manos que te buscan para aferrarte
a mí.

Tu cara es una estrella que el
cielo reclama con violentísimas
tormentas y mi devoción por ti,
un animal cualquiera
lapidado por el granizo.

Tus pretensiones son fuego
esparcido por mi único camino posible.

Tu silencio es el laberinto en donde
mi ansiedad, convertida en Asterión,
vaga incansablemente; y cada cosa que
me revelas, son un par de jóvenes
aterrados que yo devoro.

Tu ternura es un cometa que las
civilizaciones de mi amor por ti han visto
unas pocas veces a lo largo del tiempo,
no sin dejar de esperar que se repita.

Tu apatía es una caverna en donde mi corazón,
vuelto un ermitaño, decide quedarse hasta
el fin de sus días.


Tu miedo es un mendigo en las puertas de un palacio
y el coraje del que pretendo llenarte es un príncipe
cruel, enmascarado de valentía, que pasa frente a ti
sin mirarte.

En tus manos está la tarde clara que ansían mis ojos
y mi piel desde esta celda oscura y húmeda que es
tu imposibilidad para entender
la magnitud de mi necesidad de ti.

Tus promesas son un canto que escucho
recostado en mi barca maltrecha, que es
mi espera por ti, y hacia donde me dirijo
sólo para descubrirte sirena.
Tu presencia es la Troya de la que el
Príamo de mi soledad se gloría y mis exigencias
un Odiseo que urde tu destrucción, tu alejamiento,
tu muerte.

Y sin embargo, nos embarramos
de inmortalidad cuando
estamos cerca y los montes
suplican porque los habitemos;
tú Diosa y yo guardián.

Y sin embargo de tus suspiros nacen
ángeles cuando te toco
y la legión de condenados que me
habita toma por asalto el último
círculo de mi infierno, victoriosos,
si me besas
.

Lo único que no hay entre tú y yo,
amor, es el olvido.


--------------------------
Autor: Luciano Beltràn

Copyright ©

1 comentario:

Anna dijo...

-

Amor...!! que linda sorpresa,
sabes que la buscaba en nuestro refugio?

Precioso poema.. y aquí es perfecto.

muacks..!!